Generación Fusión (segunda cita) en el CCESD

La imagen puede contener: una persona, texto

La segunda cita de Generación Fusión es este miércoles 27 de septiembre, 7:00 PM en el Centro Cultural de España de Santo Domingo (CCESD). Para esta ocasión se entrevistará a Toné Vicioso y Marlene Mercedes (El Gran Poder de Diosa / Mediumship Music).

Generación Fusión es un ciclo de entrevistas abiertas que se propone a modo de encuentro íntimo con el público y de comunión entre músicos de distintas generaciones pero con similar interés en la música fusión. Las entrevistas son realizadas por el portal Discolai (www.discolai.com).

Anuncios

Carolina Camacho: México se ha convertido en un gran apoyo para mi carrera

La cantante dominicana Carolina Camacho actualmente radica en México, aunque mantiene una relación muy especial con su público dominicano. Con dos discos en su carrera sigue afianzándose como creadora de la música afrocaribeña contemporánea y con más power que nunca. Recientemente estuvimos por chat conversando sobre su tremenda aparición en el nuevo episodio de la temporada 6 de Jammin’ de Indie Rocks!

1- ¡Hola Carolina! Háblanos de México y de las cosas que estás haciendo ahora.

Pues México se ha convertido en un gran apoyo para mi carrera. Un país que me abrió los brazos y al que decidí abrazar. Ahora mismo hay varios shows en agenda, estoy componiendo mucho y hay cositas interesantes que se verán antes de finalizar el año y para el 2018.

2) En perspectiva, ¿Cómo te sientes con y como “Afrotaína” a casi un año del lanzamiento?

Me siento muy agradecida. El álbum ha tenido muy buena acogida internacionalmente y fue una sorpresa hermosa ver como mucha gente y medios de mi país lo apoyaron. Aun así creo que pudo haber tenido mayor alcance y que todavía le queda por dar. Como Afrotaína me siento realizada, empoderada. También orgullosa cada vez que llevo mis raíces por otros lugares del mundo. Ver la sorpresa y aceptación que generan mis letras, movimientos, voz y música sobretodo en playas extranjeras son las cosas que me hacen seguir pa alante. Esos mensajes, palabras inesperadas, llen@s de amor por desconocidos que se vuelven conocidos a través de afrotaína.

3) Has estado en varios escenarios importantes este año ¿En qué eventos te veremos proximamente?

A parte de varios shows en México a final de año vuelvo a Colombia a participar en el Circulart y probablemente a tocar.

Gracias mujer, !Muchos éxitos!

Las folclóricas. Mujeres y tradiciones musicales en escena

En un post anterior, mencionábamos el rol de figuras de la música dominicana como Fefita La Grande y a Enerolisa Núñez dentro de un mismo contexto, entendiendo que ambas son relevantes en ese tránsito entre lo tradicional y lo popular. En esta ocasión abordaremos el perfil de varias mujeres a las que denominamos como “folclóricas”, porque son reconocidas artistas que re-presentaron el folclor a través de sus carreras, sobre todo mediante su re-significación en contextos de espectáculo.

En la televisión dominicana, específicamente desde los años de la dictadura, se popularizaron varias figuras del canto y del baile de proyección folclórica; de hecho, todavía en mi niñez, podíamos ver por el canal 4 -anteriormente Radio Televisión Dominicana – a programas como “Elenita en escena” o “Así somos”, igualmente intervenciones en televisión nacional de ballet folclóricos de distintas instituciones del estado, universidades y centros culturales del país dirigidos por mujeres.

Varias figuras se encumbraron en la popularidad por sus dotes de bailarinas y cantantes al presentar espectáculos de danzas tradicionales, salves y canción criolla en la televisión; así podemos mencionar algunas como, Casandra Damirón, Elenita Santos, Josefina Miniño, Nereyda Rodríguez, entre otras.

Resultado de imagen para nereyda rodriguez
Doña Nereyra -EPD-, Gloria de Nacional de la Danza, creadora del Teatro Popular Danzante.

Por su impronta como embajadoras de este legado tradicional fuimos muchas personas las que conocimos muestras tradicionales fuera del contexto etnográfico; de hecho, muchas de  estas artistas adecentaron posteriormente una encomiable labor pedagógica, dirigiendo ballets y creando escuelas de baile.

Es importante destacar a mujeres de generaciones posteriores como Divina estrella, Senia Rodríguez, Maritza Reyes, Manuela Feliz, Marily Gallardo, entre otras; reconociéndolas por su consagración a las tradiciones, su vínculo con las portadoras originales, su vocación de educadoras e investigadoras y su creatividad como bailarinas y coreógrafas.

En honor a la verdad, la proyección folclórica también  trae consigo ciertas variables críticas, sobre todo por los posteriores estudios de la música desde la antropología y la etnomusicología en el país; así nos encontramos con dualidades entre la salve en su contexto folclórico -tal y como conocemos a Enerolisa Nuñez, Mercedes Cuevas, y otras cantadoras- y por otro lado, el contexto de proyección, con Elenita Santos, conocida como “La reina de la salve”. Lo propio sucede con la estética del baile en los ballets folclóricos y en las fiestas tradicionales, entre las cuales existen grandes diferencias.

Todo esto tiene su valor y su contexto, por lo que es vital destacar a esas otras folclóricas o más bien las folcloristas, esas mujeres que se han dedicado a la investigación; pero esto lo dejaremos para un próximo post.

Gracias mujeres.

Bodega Island Fest 2017 con el mismísimo flavor.

Este nombre es ya una marca dentro de los colectivos y músicos en  Nueva York. Lo que nació como un sello discográfico es hoy un gran festival, lleno de diversidad.

Desde el año  2015 han presentado a interesantes artistas, siendo un objetivo mostrar todo lo que suena diferente. Esta edición 2017 cuenta con un line up importante: Happy Colors, Maluca, MULA, Boomboxrepairkit, Hecho en Brooklin, Galipote, La Gran Mawon, Les Coulters, Jobo, Le Petite Pépinot, Jayzeus y Karibik Underwater.

Reinas, insuperables, grandes y chicas en el can. La mujer en la música popular dominicana

De la televisión y en los periódicos, sobre todo, siempre hemos recibido una imagen femenina que canta y baila, es graciosa, sensual… “maidita” y así ha sido desde aquellas cantantes y vedettes en los tiempos de la dictadura, pasando por las orquestas de merengue femeninas, el fenómeno de popularidad de las “solistas” y en los últimos años las “urbanas”. Tal vez es un título muy abarcador, pero este post pretende con pocas palabras provocar una mirada distinta a un tema tan cercano pero a la vez tan distante como es el de los roles de la mujer dentro  de la música popular dominicana.

devotos en peregrinacion
Rita Indiana en el festival Isle of Light 2017, expresó como nadie en la música dominicana su sentir sobre la corrupción e impunidad.

En la crónica periodística estas intérpretes y sus performances han sido la imagen más reconocida de la mujer en la música; pero, mujer y creación musical refiere más bien a muchas otras cosas. Dando el merecido valor a las figuras femeninas más visibles de la música popular, cantantes, coristas, bailarinas, etc., tendríamos también que dimensionar esos roles que no han sido resaltados, tales como compositoras, arreglistas, instrumentistas, cantautoras, productoras y directoras de orquesta.

La historia de la música dominicana de por sí está marcada por la mujer, sobre todo por su vocación educadora; por lo que, muchas de las más importantes instituciones de estudios musicales del país han sido dirigidos y conformados por grandes ejecutantes, cantantes y gestoras; pero así como las primeras mencionadas han sido material para la farándula, estas últimas han sido apartadas de la prensa más especializada, también. Así que, mencionaremos algunos casos interesantes, más que personas –que son muchas más de las que se conocen-, que no siempre han sido valoradas en su justa dimensión creativa.

Enerolisa Núñez, considerada como la más trascendental cantadora de salves del país, Fefita La Grande, un monumento vivo de la música típica, ambas se mueven entre lo tradicional y popular, junto a otras cantadoras como Mercedes Cuevas o acordeonistas como María Díaz. La historia de las orquestas merengueras nos lega los aportes de directoras como la pianista Belkis Concepción y la magistral trayectoria de Yanina Rosado, directora musical de Juan Luis Guerra y 4-40, solo por mencionar a algunos casos. De la era de las solistas, no se destaca igualmente el rol de autoras como Olga Lara de compositoras de éxitos internacionales como Alicia Baroni, ni de cantantes conocidas como coristas y no por sus bellísimas composiciones, como es el caso de Amarilis Freites de Cañaveral; tampoco el perfil de pianista y arreglista de Maridalia Hernandez, entre otros casos.

Casos como el Leonor Porcella, destacada compositora, reconocida como forjadora de la historia de la balada y la canción romántica dominicana, se han conocido gracias a la mención de mujeres intérpretes como Sonia Silvestre. Otro caso es Xiomara Fortuna “La reina de la fusión” mejor conocida como cantante, quien también es compositora, productora e investigadora de las músicas tradicionales.

De forma controversial, quizás, entiendo que hay que mencionar a las exponentes urbanas, que si por mal –muy mal- proyectan el machismo del cual son víctimas entre ellas mismas, tienen el mérito de ser la primera voz de su discurso, dejando atrás el rol de las merengueras dentro de una corporación de orquestas. Se preguntarán por la bachata y diré que, “bien, gracias”, porque no solo llevan el peso de misoginia en las letras y el imaginario bachatero colectivo, sino, que, salvo poquísimas excepciones, no han podido superarlo y se proyectan a imagen y semejanza de.

Por suerte, existe un centro de equilibrio, y al presente la denominada Música Alternativa Dominicana nos da una perspectiva muy interesante dentro de este entramado musical femenino.

¿Por qué? Porque es la escena musical con mayor cantidad de mujeres músicos, ejecutantes, compositoras, arreglistas, directoras de sus proyectos. Xiomara Fortuna, Patricia Pereyra, Irka Mateo, Carolina Camacho, MULA; fenómenos como lo que fue Rita Indiana y Los Misterios y promesas como lo son ahora Marimba y Nicole Santiago; cantautoras y gestoras como Luisa Castillo y su proyecto La Piña ta Dulce, las músicos y productoras Marlenne Mercedes y Rocío Damirón de Mediumship Music, la artista Michelle Ricardo y su Quilomboarte de spoken word y muchas más.

En fin, que todas estas mujeres están en el can, desde la profundidad de nuestros campos, hasta las pistas de baile en la ciudad, desde las aulas a los estudios de grabación, de gira o en sus hogares, las más conocidas (a quienes no hemos mencionado por eso mismo, todas importantes) y las menos conocidas. Algunas se autodenominan Mayimbas, Reinas, Malditas, Materialistas, Insuperables, Duras, Sufridas, Grandes y Chicas, lo que sí necesitamos es sanar(nos) con más música de, por, para mujeres., porque la música sana.