… Digamos que a veces una Caratula dice más que muchas Canciones

En la música popular, la imagen es tan protagonista como la música, en ocasiones este es uno de los primeros factores que consideramos al comprar un disco, y es algo que puede ser el preámbulo de una buena experiencia musical; digamos que a veces una buena caratula dice más que muchas canciones.
A partir de la tendencia del Pop Art se da una forma de representación gráfica de lo musical a través del diseño de las carátulas de los discos, lo que se convirtió en un aporte a la música popular, precisamente una de las portadas más icónicas del rock en la década 60 es la Velvet Underground & Nico diseñada por Andy Warhol.Tal vez te ha pasado, que cuando se te pregunta por un disco a veces recuerdas la carátula con más facilidad que alguna canción contenida en él; existen discos de, por ejemplo, Pink Floyd o Yes que son muy relacionados por sus portadas.
En este tono, precisamente los Beatles fueron de los primeros en destacar el recurso visual en sus álbumes, la técnica de las sombras en la fotografía de With the Beatles, el collage de Klaus Voormann en Revolver o la increible composición en el Sargent Pepper Lonely Hearts Club Band son algunos de los trabajos paradigmáticos de esta agrupación británica -este disco de hecho tiene una versión satírica y no autorizada en el ábum We’re only in it for the money de Frank Zappa y la agrupación The Mothers of Invention-.

 

 

 

 

 

 

 

La portada también vale como forma de estandarizar qué tipo de música contiene el disco, y esto ocurre porque las corrientes musicales de los últimos años han ido imponiendo estéticas de imagen; en el universo de la música Pop, los primeros planos fotográficos nos representan la imagen del cantante como el todo, por lo que difícilmente verás una portada sin las sugestivas poses en primer y medio plano. Tan solo dentro de los estilos del rock, las tendencias visuales son muy definidas, es difícil concebir una portada de Iron Maiden sin su mascota Eddie o sus portadas terroríficas; el concepto visual de esta agrupación ha sido muy reconocido en su trayectoria a través de los trabajos de Dave Beasley, Derek Riggs y Huge Syme –quien también ha colaborado con Megadeath-, esto pasa con otras agrupaciones de rock pesado que comúnmente asociamos con calaveras, cementerios, monstruos, sangre, fuego, etc.

Algunos de los diseñadores de la generación del LP hoy día son hitos, como Roger Dean, cuyas portadas Yessongs y Relayer de la agrupación inglesa Yes, han sido seleccionadas en la LCDM del 2002 como las dos primeras mejores portadas del rock progresivo –para mí la carátula de Fragile es una de las más impresionantes que he visto- sin contar con los trabajos posteriores para Asia y Uriah Heap. Otro trabajo muy reconocido es el del artista H.R. Higer, en el Brain Salad Surgery del trío Emerson, Lake and Palmer, en el cual sugiere una atmósfera fría y mecánica muy propia de su estilo y muy acertada para este Lp.

El grupo de diseño británico Hipgnosis y Pink Floyd mantuvieron desde la década del setenta una exitosa mancuerna creativa, siendo uno de los trabajos más paradigmáticos el Dark Side Of The Moon.
Como individual, uno de los músicos con mejor definición de su imagen es Carlos Santana, en discos tales como Santana III y Abraxas, el diseñador Robert Venosa ha sabido perfilar graficamente su estilo musical. Del otro lado, están los músicos que comparten ambos aspectos creativos, como Layne Stanley quien diseño el Sun logo de Alice In Chains y que en su proyecto solista Mad Season también creó la portada de su único disco Above.
Los diseñadores ya no son los profesionales desconocidos de la industria discográfica; de hecho, los premios Grammy, y otras premiaciones ya contemplan el diseño de portada como categoría de competencia -véase el trabajo del reconocido Kevin Reagan para artistas como Madonna, Alanis Morissette, Beck-.

Antes de la era digital, las experimentaciones del diseño se hacían a través de fotocomposiciones, montajes fotográficos, collages, entre otras técnicas, que se pueden apreciar, por ejemplo, en la portada tridimensional del Their Satanic Majesties Request o en las contraposiciones del Some Girls de los Rolling Stones, que también utiliza Led Zeppelín en sus álbumes Led zeppelín III y Physical Graffiti.

También destacamos el uso de recursos extravisuales, como los picture disc, las inserciones de objetos en el disco; aquí también debemos destacar el precedente de los Beatles con el vinilo color blanco de edición limitada del White Album. En los noventa se da la innovación de las dos ediciones en verde y morado del disco homónimo de Alice In Chains, y con el disco Yield de Pearl Jam, las dos portadas complementarias en cartón. Así también a la utilización de varias técnicas en un mismo diseño, con los efectos digitales a las fotografías, unos más obvios que otros -compárese This fire de Paula Cole y Music de Madonna.

Reconozco que el alto precio del CD y la facilidad de copiarlos o bajarlos de Internet, nos ha privado poco a poco del placer visual de leer y releer el librillo del CD; las portadas y los trabajos gráficos que acompañan a un disco hoy se han están enfocando a las páginas Web, por lo que el LP como soporte, se está valorando como objeto de arte, en el amplio sentido de la palabra.
Anuncios

2 thoughts on “… Digamos que a veces una Caratula dice más que muchas Canciones

  1. Queralt diciembre 8, 2009 / 3:38 pm

    Muy buen artículo 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s