Cantar es prevenir: II Festival de la Canción Preventiva

El 25 de octubre culminó el II Festival de la Canción Preventiva, después de varias jornadas de presentación  desde el mes de octubre en el teatro del Club Deportivo y Cultural 4 de Julio, del Municipio de Fantino, Provincia Sánchez Ramírez.

El Festival de la canción Preventiva  es una fiesta comunitaria de la voz, que convoca cada dos años a jóvenes de la provincia Sánchez Ramírez y provincias cercanas. Con el lema !Cantar es prevenir!, la segunda versión de este festival logró presentar 15 canciones inéditas a concurso en dos categorías: Infantil y Juvenil. Las ganadoras fueron Yamila Nazaret Guerrero con la canción “Salvemos la Tierra” una Balada-Pop del compositor Radhames A. Guzmán con el tema Medio Ambiente y  Leydi Margarita Valdez con “No te Rindas” una canción de Rock con temática sobre las Drogas, de su autoría.

 YAMILA21x1_trans

Este año, el jurado estuvo integrado por el cantautor y presidente de la Red Cultural Roldán Mármol, la investigadora de la música Rossy Díaz, el vocalista Albert Pimentel y la Doctora-Teatrista Leidi Minerva Sánchez. Las conductoras del evento fueron la periodista Edith Febles y la gestora cultural  Luisa María Jerez. Extraordinarias canciones fueron ganadoras este año, interpretadas por sus compositores en la mayoría de los casos. 50 composiciones inéditas se han dado a conocer durante las dos versiones de este festival, en los años 2006 y 2008. En el 2009 fue lanzado un CD de antología del I Festival de la Canción Preventiva.

El Festival de la Canción Preventiva combina elementos de interés educativo, social con expresiones del pensamiento del joven de hoy, cultural y artístico de las comunidades involucradas y es una genuina expresión de apoyo a la prevención, con  temáticas que abordan la educación sexual, infecciones de transmisión y SIDA, el uso indebido de las drogas, los accidentes de transito y el alcohol, cuidado y protección del medio ambiente, violencia intrafamiliar. Esta es una innovación educativa, una herramienta popular que involucra de manera directa a organizaciones juveniles, grupos creadores de música y centros educativos con su participación.  

El Universo Paralelo de la Música Alternativa Dominicana

(1 de 3)

Dentro del universo de la música popular dominicana existen tendencias que se caracterizan por mantenerse en y por el margen de los géneros más populares como el Merengue y la Bachata; podríamos decir que estas músicas “planean” mas no aterrizan en el terreno comercial, ya que no alcanzan los rangos de popularidad establecidos por el mercado local.

La música alternativa es realmente un concepto de mercado que puede englobar una diversidad de estilos musicales, pero que no define un estilo en específico, de hecho con esta categoría muchas veces se obvian algunas de las caracterizaciones propias en cuanto al contexto cultural, formas de fusión e incluso de denominación que ya poseen los ritmos. Aunque no es nuestro objetivo hacer miras a las razones de mercado, es importante la aclaración, puesto que trasciende al hecho musical.

En el proceder de las llamadas músicas alternativas se reconocen ciertas vías creativas. Entre las características de la Música Alternativa Dominicana (MAD) podemos destacar que:

  • No están basadas en las músicas populares dominicanas (Merengue, Bachata), aunque pueden referirlas.
    Distinguen a las expresiones del folklore dominicano y de otros países.
    Utilizan recursos de estilo de músicas populares estadounidenses como el jazz y el rock.
    Combinan elementos de la organología de diversos géneros.
    Sus intérpretes usualmente son compositores e instrumentistas
    Entran en la categoría de mercado de las músicas independientes, ya que son autos producidos por los mismos artistas, integrados bajo proyectos culturales o avalados por pequeñas disqueras, un ejemplo es el Club Retahíla.

Aun en la variedad, existen distintivos entre la variedad de tendencias que se agrupan como MAD, ya sea que refieran con menor o mayor énfasis uno u otro de estos componentes que hemos citado.

A grandes trazos, podemos orientarnos hacia la ideología hippie y al movimiento sociocultural universitario, como aspectos trascendentales para el entendimiento de la articulación de la MAD y su heterogeneidad dentro del -de por sí- amplio espectro de la música dominicana. Asimismo podemos situarnos en la década 60 a partir de la incidencia en la RD de expresiones musicales estadounidenses como el Rock y el Pop, y de las corrientes hispanas de La Nueva Trova, etc. Entre los grupos que entendemos ejemplifican el nacimiento de la estética musical alternativa dominicana podríamos destacar a Convite, Modulo, Familia André, 4-40, Expresión Joven, Brahmis, Transporte Urbano, entre otros, muy diversos entre si, ya que se manifiestan en diferentes periodos de tiempo y exhiben distintos conceptos creativos.De esos grupos surge toda una generación de compositores, cantantes, instrumentistas, etc., que sentaron las formas de creación, y que preparan la escena, entre los que podemos mencionar a Luís Días, Juan Luís Guerra, José Antonio Rodríguez, Manuel Jiménez, Víctor Víctor, Tony Vicioso, Sonia Silvestre, Fernando Echavarria, Cesar Namnum, Manuel Tejada, Chichí Peralta, Xiomara Fortuna, entre muchos otros.