¡Que fuerte!

Dedicado a Omega,  el fuerte.  

Solo un tema que me motivara a escribir de nuevo fue la condición que me impuse para mi retorno a la blogsfera,  luego de mi  corto letargo, ya estoy de vuelta y mejorada.

Decia del tema, que, este surgió de una interesante conversación con un grupo de amigos, en la que hablábamos de la insólita presentación de Omega & Mambo Violento en el Hard Rock Café, de su demanda por violencia intrafamiliar, su paso por la cárcel y su posterior concierto a los presos, de su anterior oficio de boxeador y tatuador y de sus letras violentas hacia la mujer… todos exagerados hasta el absurdo.

Reflexionabamos, que ciertamente, hay que revisarse cuando se habla con desconocimiento de, porque eso es acriticidad, o peor, prejuicio; de verdad,  yo sigo intentando comprender esa aparente contradicción “popularidad-afirmación” que provoca el Mambo Urbano en nuestra pequeña sociedad, algo que pasa con muchas cosas en esta media isla.

Here we go again! Este tipo de música es otra cosa; con el fin del siglo XX se define y se establece “otra” historia del Merengue, más determinada por la realidad urbana-marginal y la cultura transnacional, “de calle”, según le han denominado; de principio, se puede constar que esta expresión musical se caracteriza por su cercana relación con la cultura Hip Hop, por una particular propensión rítmica y un característico empleo del lenguaje y el léxico, que por lo general realza un modo de vida que choca con “las buenas costumbres del pueblo dominicano”, el contenido de sus letras es probablemente su factor mas criticado; pero basta con echar un vistazo a varias músicas populares urbanas en el presente…

OMEGA+EN+NAJAYO+CANTANDOEsta música, es creativa, es genuina, porque es diferente, y porque es popular, viene de los barrios más pobres de Santo Domingo ¿Qué se publicite la violencia, el sexo, las drogas? No es cuestión de los Mamberos, es un asunto de la música popular, veámoslo desde la perspectiva músico-social; pero, no vamos a meternos en el tema de que este es un país de hombres violentos con nosotras las mujeres, que se nos irrespeta de muchas formas, tampoco hablaremos del narcotráfico… son otros temas, ¿estos músicos son los chivos expiatorios, o qué, o por qué? Saque sus conclusiones… ¡sea usted el jurado!

Tal y cual el Hip Hop, abarcador de tendencias, aglutinante de fusiones, sin fronteras, irreverente, con disímiles matices, esta música evidencia casos interesantes de nuestra cultura, de lo afrodominicano, es importante que estemos “cloro” con eso, y nos conozcamos, nos respetemos, y nos valoremos, más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s