Los Retos del Merengue Urbano

Ponencia presentada el lunes 14 de junio del 2010, en el conversatorio de ACROARTE “Merengue Urbano: Historia, desarrollo y retos”. Invitados Pochy Familia, Manny Rivera (Tulile) y Rossy Díaz, en la sala de la cultura del Teatro Nacional.

Ante todo quiero enumerar algunos tópicos que me parecen importantes…proviniendo de un estilo musical que nació sin más pretensiones que la expresión, que es loable al ser humano, y que en casos de marginalidad social es arte y catarsis.

Denominación de origen, el nombre de merengue urbano viene en consonancia con la música urbana o genero urbano –algo que veo que se utiliza indistintamente en los medios de comunicación locales-. La Música urbana, lo abarca todo, el hip hop, rap, reggaeton, las fusiones de estos con el pop, y las músicas más populares

Lo de merengue de calle, lejos de sonar despectivo, es la definición que ha caracterizado a este estilo musical desde la década pasada, algo aproximado, entiendo

Las etiquetas de mercado, Las clasificaciones de estilo, aquí entiendo que existen sub estilos dentro del merengue de calle, muchos de los cuales han seguido una dinámica muy plausible en los estilos musicales populares y urbanos. La dinámica de la expresión que se fusiona o sirve de marco a un estilo más definido –como el Ali Baba- y que luego de evolucionar a lo electrónico –como Moreno Negron- se desarrollan de formas diferentes, quedando el primero solo como una referencia de origen –sin más cambios que el experimentado por la electrónica, mientras que el electrónico continuó evolucionando de la mano a otros esquemas –velocidad rítmica, nuevas sonoridades, fusiones con el hip hop, reggaeton, etc.-

Género urbano en RD ¿Qué significa? Que es un género, que es lo urbano, es una tendencia estilística o mediática, porque está de moda lo urbano, sobre todo a partir de la popularidad de la cultura hip hop, que es dominante en la música popular mundial desde hace años, entonces la música urbana (corrijo lo de género, como lo veo en la prensa) es abarcadora de tendencias de la calle, la calle como manifestación de una cultura y su espacio, por lo general marginal.

Entonces es este merengue mas relacionado con las tendencias musicales afro caribeñas influenciadas por el hip hop, es una hermandad,  es la unificación de las culturas afro descendientes en este continente.

Análisis estructural, He observado que los mamberos siempre han tenido claro su razón creativa, también creo que la denominación de mambo, tiene mucho que ver con la estructura de este estilo de merengue; expresiones como vamos al mambo, viene el mambo, te anuncian que el merengue va hacia su sección mas rítmica –usualmente mas percusiva, con lucimiento de los vientos, o los sintetizadores –ahora-. Esta sección del merengue popular, en el mambo se ha convertido en predominante, y si analizamos la estructura de estos nos daremos cuenta de que el estilo está basado en un mambo constante y persistente, de varias formas:

  • Mambo que antecede al estribillo
  • Mambo que antecede a la estrofa
  • Estribillo que antecede al mambo

Y otras combinaciones estructurales en las que siempre está el mambo como motivo principal, a la cual se puede circunscribir el predominio de coros o estribillos en toda su estructura musical. A esto podemos entenderle un motivo de denominación, merengue de mambo, urbano…

Complejo genérico, Este es un tema más complejo, ya que aun el merengue dominicano como tal no ha sido objeto de análisis sistemáticos respecto a lo que podría ser su complejo genérico, aquí tengo que decir que el antropólogo Julio Cesar Paulino siempre defendió esa teoría, aunque creo que no ha sido publicado,

Pero, este tema ha sido muy desarrollado por nuestros vecinos cubanos, para explicar el complejo del son, por ejemplo, con el cual organizan estilos, sub estilos, fusiones que tengan uno o más elementos estructurales en común, así explican que el son tiene familiaridad con el bolero son, con el changüí, la timba, etc., todos ellos en diferentes momentos del genero, pero que comparten esquemas rítmicos, organología (instrumentación), esquemas armónicos, temáticas, etc.,

El merengue urbano ¿forma parte del complejo genérico del merengue dominicano? Creo que sí, y que el nombre no nos engañe, ya que aquí no hemos tenido como prioridad la denominación de estilos dentro del género, y le hemos llamado a todo merengue.

Esta es una evolución, rítmica, organología, más cercana a la cultura hip hop, aquí esta su gran diferencia de otros estilos de merengue que son populares y urbanos, no confundamos esto. Dentro de este complejo genérico, el mambo esta mas relacionado con una vertiente del merengue dominicano, que es el merengue urbano a lo maco –urbano, porque se define a partir del merengue popular (no folklórico), y a lo maco, porque es el patrón rítmico que utiliza.

Pero hay que reconocer que el mambo ha complejizado aun mas esto, ya que tiene un contacto impresionante con expresiones musicales locales (se codea con el merengue popular como tal, pro también con el típico, con la bachata, el gaga, y formas musicales del carnaval (como el Ali Baba, que es una influencia guloya, por lo que hay otro roce con el folclore), esto lo hace escurridizo para colocarlo dentro del complejo genérico del merengue dominicano, y también dentro de la variante popular urbana ¿entonces como entenderlo? A partir de que aunque comenzó como un estilo, se ha desarrolla vertiginosamente en tantos sub estilos, que le podríamos identificar como una variante del merengue popular y urbano dominicano con una empatía hacia la cultura hip hop y las fusiones afro caribeñas que se desprenden de ella, así explicaríamos que (y aquí me llega a la  memoria una frase o más bien rapeo de omega que me parece brillantísimo, en mangué to, cuando dice “porque soy regetonero, mambero, salsero, pero soy más merenguero que cualquier rapero”, oye, el te lo está diciendo clarísimo ahí, ¿Cómo es que no le hemos entendido antes? Te esta diciendo que esta tan cerca del rap como del merengue, pero que como dominicano se identifica como merenguero “nací en nueva york pero no me digas gringo”, era una frase de proyecto uno, en su tema latino, sabemos que el merengue es una condición de ser dominicano, así que el mambo y los mamberos no son la excepción.

Mediatismo, Bueno, este tema es para mí delicado, porque cuando por fin este estilo que viene de la calle, de los callejones comienza a ser difundido por los medios tradicionales o a ser mercadeado como música popular se pueden notar cambios de aptitudes en la creación. Aquí quiero compartir frases que han salido en la prensa escrita la semana pasada….

Yo noto ambigüedad, por un lado vengo de la calle, vengo del mambo, pero entiendo que debo depurar….

Estas cosas pasan en los géneros urbanos, de un inicio marginal, que luego se hacen masivos, se mediatizan, se venden, se blanquean (en todo el sentido de la palabra), hay demasiados ejemplos, el merengue es uno de ellos, la salsa, el rap, el regeaton, el dancehall, que de ser subversivo, contestatarios, reivindicativos de la negritud, de la vida del barrio, denunciantes de desigualdades sociales pasan a hablar de todo, si, pero no de esto, entonces el regeton ya es romántico, nada que ver con la vida gansteril de carolina y otros barrios de puerto rico, y el dancehall es una eterna y etérea fiesta en las playas jamaiquinas, nada que ver con su fuerte rechazo a las elites y su relación mística con el reagge.

Entonces el mambo tiene su propuesta, muchas de las cuales toman su puesta en escena, pero no actúan, toman sus letras y su léxico, pero no su discurso, toman su instrumentación mas no su estilo, y es ahí cuando vemos que la mediatización del mambo está surtiendo el mismo o similar efecto de cuando la salsa cuando se romantizó, y dejo de hablar de las caras lindas de mi gente negra, o de la vida plástica en nuestra sociedad…

Ahí es también donde sucede otro fenómeno, el de los puristas, de los cuales. Por ejemplo el Hip Hop tiene bastantes, estos son los creadores o exponentes que se mantienen fieles o lo más fieles posible a sus origines, o hacen fusiones en base al purismo dentro del mismo estilo; así que es probable que esto pase con el mambo, ya que h pasado y pasa con el merengue popular, y con el típico también, que siempre habrán puristas que defenderán las raíces de dicha manifestación musical, y habrán vanguardistas que por erudición o genio creativo seguirán nuevos rumbos y continuaran arriesgándose hacia nuevas fusiones, y también habrán oportunistas que están ahí para vivir del cuento. Hay de todo.

Fortalezas, Mejor y mayor dialogo interno con músicas locales, con músicas del Caribe, hip hop, música popular, urbana y afrodescendiente, de América.

Esta línea unifica, reivindica lo afro dominicano.

En cuanto al mediatismo, la autonomía creativa, mediática, con sus propios mecanismos de promoción y producción. Aunque uno ve señales muy contradictorias, por ejemplo, con los medios de comunicación, una especie de amor-odio, aceptación-negación, o la diplomacia de la conveniencia, ya que esta es una expresión que ya sale de los barrios pobres de SD y se hace una realidad, nacional, internacional.

Oportunidades, Como ya citaba, la ya aceptada música urbana, una nueva realidad, ha estado en la mira consistentemente, y de ser rechazada, parcialmente aceptada, acogida, premiada, etc…., de lo que es importante recordar que hay que tener una buena ubicación de nuestro pasado, para poder hablar de retos, y reitero que La historia temprana de nuestras músicas más populares evidencian prejuicios de determinados círculos sociales, que manifestaban actitudes despreciativas , pero que cuando este círculo social dominante prevé los beneficios que puede significarle la música en cuestión – o cuando se hace tan evidente que “ellos” están contracorriente -pasa a reconocerla-; no obstante, con el reconocimiento del sector dominante  a esta música de la “sub-cultura”, realmente continúa su hegemonía “esa” sociedad, aceptará su música  cuando y como les convenga.

Auto reconocimiento, Autovaloración, para que no pase esto de depurar ¿depurar qué? Esto no es lo mismo que evolución, entiendo que hay que entenderlo como evolución, depurar es admitir que hay algo malo, y eso no es cierto…

La oportunidad de educarnos nosotros mismos, que nos entendamos y aceptemos, porque hemos sido muy apocalípticos con nuestras músicas populares, siempre anunciando el fin, el final, la decadencia, la desaparición, degeneración del merengue… cuando la dinámica social y cultural es distinta, constante, diversa y no se condiciona, sino que el pueblo la crea, la asume, la alimenta y la posiciona.

Pero hay un detalle interesante, el cordón umbilical de la afro descendencia, que nos sigue alimentando y nos mantiene unidos, porque tienen la misma madre, áfrica….

En conclusión, En los últimos años ha habido apertura en el mundo académico, aquí tengo que decir que existen varias tesis en la Escuela de Música de la Facultad de Artes de la UASD, que trata de una forma u otra este tema, en mi memoria tengo 3 investigaciones entre el año 2003 y  el 2006, tal vez hayan más. Igualmente los espacios al dialogo que se han dado en el Congreso Internacional de Música, Identidad y Cultura en el Caribe en Centro León, y recientemente en el Pabellón de la Música de la pasada Feria Internacional del Libro.

“De (la) calle al teatro: el merengue popular y urbano y su trayecto músico-social” (como se titula uno de mis últimos ensayos sobre el tema), que presentare este noviembre en el Coloquio Internacional de Música de Casa de Las Américas, en La Habana, Cuba,  muestra muchos retos, muchas oportunidades, como me gustaría llamarlos.

Porque es interesante la escena actual del Merengue Popular dominicano, estamos viviendo de frente a una nueva realidad social y musical, urbana y marginal, que tiene como epicentro las rumbas barriales, la cotidianidad urbana y la experiencia social desde la marginalidad, una nueva realidad para la mayoría, pero una realidad que se ha estado fraguando desde hace mucho, con las migraciones masivas del campo a la ciudad, del campo al exterior,  el crecimiento de la ciudad, los nuevos barrios, los cambios sociales y económicos que esto acarrea, la perdida, transformación y adquisición de valores culturales, el poder de las remesas y el transporte de doble vía de estos y otros  valores culturales, todo esto lo presenta el merengue de calle, el merengue de mambo, el mambo urbano, el merengue urbano, el mambo, simplemente.

Estamos ante una toma  de posición dentro del espectro musical popular dominicano, en la contemporaneidad, un espectro amplio de bachata, pop, reggaeton, merengue y sus estilos populares, el merengue típico y sus sub estilos populares, el hip hop, el rap, la salsa y otros géneros populares; es decir que, este estilo musical, con su propio estilismo, puesta en escena, formas de creación y producción ha revolucionado muchos aspectos de la estética del género -del merengue como unidad genérica, tal y como le refiere la crónica dominicana habitual- y ha abierto un espacio de hibridación entre estilos locales, intercaribeños y universales, sobre todo adheridos a la cultura Hip Hop.

Esto ha venido a cambiar de posiciones a varios aspectos de la creación musical, no solo del Merengue, sino también de todo su complejo genérico, y ha puerto en relieve la realidad urbana desde la marginalidad con sus discursos, identidades y costumbres aspectos de la dominicanidad de forma clara y efectiva.

Muchas gracias.

——————————————————————————————

Graduada de Licenciatura en Música, egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, estudia actualmente Historia y Crítica de Arte en la Facultad de Artes de esta universidad. Sus artículos sobre crítica musical y cultura han sido publicados por revistas, boletines y suplementos culturales del país. Ha sido ponente en congresos internacionales, conferencias y seminarios sobre música popular dominicana y del Caribe; actualmente se desempeña como gestora cultural de la Fundación Cultural Cofradía para la difusión de la música popular y folclórica, y la producción de festivales y muestras culturales comunitarias, y es consultora de la Red Dominicana de Culturas Locales.

Anuncios

One thought on “Los Retos del Merengue Urbano

  1. adriano jimenez noviembre 20, 2010 / 3:45 pm

    Hola rossy, me interesa mucho comunicarme con usted, mi grupo y yo estamos trabajando una tesis sobre el lenguaje de musica de calle y nos gustaria conversar, hemos visto su trabajo y se que seria de mucha ayuda para nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s