Xiomara Fortuna de la loma al llano: pensamiento y música de la mujer negra dominicana de mitad del siglo XX

Ponencia participante en el II Coloquio Latinoamericano de Pensamiento y Praxis Feminista, de la Escuela de Estudios de Género, Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá.

 

Xiomara Fortuna y su voz, podríamos afirmar que en su obra musical se puede escuchar y leer uno de los capítulos más complejos de la dominicanidad contemporánea,

A casi medio siglo de vida democrática, y de una tácita renovación en el movimiento cultural, aún subsisten las viejas prácticas sociales que desprecian a ciertos grupos étnicos, de clase y de género, y a ciertas manifestaciones culturales, el esfuerzo que significa llevar su voz y la de toda una generación que reconoce esta ficción histórica en la cual ha vivido, ha sido y continúa siendo un esfuerzo significativo.

Las casi cuatro décadas de trayectoria artística y de activismo social de la más trascendente exponente de la música popular afrodominicana nos resumen aspectos claves de su propia generación, que es la de la post-dictadura, específicamente del movimiento renovador surgido desde la juventud universitaria en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, y todo lo que fue el fenómeno cultural de todo un movimiento de la sociedad dominicana a partir de sucesos como “7 días con el pueblo”, el movimiento de la Nueva Canción, el grupo Convite, Luis Días, el movimiento clubistico de los 60 y los 70, los diversos movimientos: campesino, sindical, de mujeres, cultura, ONG’s, con una ideología de lucha y descubrimiento, que definirían “lo popular” dentro de la sociedad dominicana.

“Lo popular”, está muy relacionado a dos fenómenos sociales y económicos en concreto, que son: la migración rural-urbana al final de la dictadura de Rafael L. Trujillo en 1961 hacia Santo Domingo, y la migración hacia los Estados Unidos, sobre todo durante los 12 años de gobierno y represión de Joaquín Balaguer, lo que definiría a la artista como espacio y concepto de su creatividad musical y su ideología social; para entender esta voz hay que entender el contexto social del cual surge esta artista, que nace en Montecristi en 1959 y que en 1978 empieza su carrera como cantante y compositora, interpretando canciones de la nueva trova y la canción de protesta. Esta etapa es regional, ya que comienza a presentarse en los círculos de clubes y centros comunitarios y culturales de su ciudad y la región del Cibao. Posteriormente, en el 1980, emigra a Santo Domingo a estudiar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Esta interprete empieza a desarrollarse como compositora precisamente en un momento en el cual existe la necesidad de revisar este discurso oficial, de remanentes Trujillista y Balaguerista. Estos años como cantante y activista, se enlazarían con su etapa de universitaria en la Facultad de Humanidades en la UASD, donde empiezan sus contactos con la investigación de los ritmos afro, el sincretismo popular tanto lírico como musical, y el discurso feminista y reivindicativo de la tradición negra y la cultura afrodescendiente.

Es a partir de su contacto con jóvenes músicos, como el guitarrista Tony Vicioso, que encaminaría la publicación de su disco “De la loma al llano” (1987) el titulo de su primer LP, un verdadero testimonio de la transición sociocultural, política y económica de la vida dominicana en la víspera de un nuevo siglo, en el cual se recogen estampas de la cotidianidad rural de la mujer en los campos a través de sus cantos de trabajo, religiosidad y recreación.

Quiero abrir una ventana, Mujer campesina, Tiempo oportuno, Gaga Lola, Ay si tuviera tierra!, Quisiera con mil amores, Muchacho haragán, Trabajo y más trabajo, Tenemos que organizamos, Estoy unida.

Con este primer disco, financiado por la organización de Mujeres en Desarrollo Dominicana (MUDE), Fortuna comenzaría a concretar su estética y a difundir su mensaje e ideología respecto a la comprensión de las identidades locales y a la difusión del patrimonio sonoro y literario de la cultura tradicional a través de su grupo Kaliumbé, lo que finalmente se concreta con la publicación en 1994 de “Balbuceos”.

Yo tal, Llegas mandela, Ella F., Ella batey, De melao ron y limón, Balbuceos, Ahora que, Canto Zulu, Salmo en MI mayor.

Para esta época, incursiona en el jazz, y las fusiones con ritmos y sonidos del Caribe afro. En esta etapa se hace acompañar de los más destacados músicos de la percusión folclórica y la interpretación de jazz de fusión de su país, con lo cual trasciende a una etapa reconocimiento musical internacional, sobre todo a partir de su obra maestra “Kumbajei” en 1999.

Kumbajei, Baisabi, Ya Vendrán, Mama Ella, Letanía, Saquemos Al Sol,  Leyenda Congo, Oxumaré, An Ale, Juana La Loca, Arrullo de Agua Pa’ Solei, La Ñapa.

Dichas propuestas tienen la conexión rural y urbana, de la vida de la mujer, de las tradiciones, de la dominicanidad afro, de la cultura popular, con letras y cantos que muestran la macro identidad caribeña y con fusiones musicales que le valdrían la denominación de etni-jazz en los circuitos de jazz y músicas del mundo.

Este nuevo siglo Fortuna ha continuado componiendo, grabando y creando. Esta etapa ha sido fructífera:

Ella Ta’ Í -2002- Es un excelente disco para introducirse en el universo de la Reina de la Fusión, ya que contiene grandes canciones de sus dos álbumes anteriores.

Tonada para un querer -2004- Es una delicada pieza de canciones como “Abismo del deseo”, “se puede”, “tonada de agua” nos muestran a Xiomara en su inmensidad lírica.

La calle será la calle -2009- Un concierto en vivo con éxitos de su carrera y nuevos experimentos, incluye “ella ta í”, “Chica Gris”, “Se puede”, “Veo veo” entre otros.

Paseando -2010- Una de las producciones más urbanas y alegres de su trayectoria en la que celebra junto a artistas noveles como Pavel Núñez, Rita Indiana, Sara Reanelih y Diomedes Núñez.

Pa cantarte a ti  -2010- Su último CD, compuesto de clásicos de la canción en español como “Un vestido y  un amor”, “Alfonsina y el Mar”, “te doy una canción” y otros,  en versión acústica junto al guitarrista Kike Saavedra.

En sus producciones discográficas ha mantenido sus vías creativas, con las cuales se puede reconocer su brillante concepto de la fusión musical, su agudeza de investigación etnomusical y la delicadeza del tratamiento a las formas literarias de la oralidad y tradiciones dominicanas. Podemos destacar que su obra en sentido general posee las siguientes características musicales:

 

  • El fenómeno de las migraciones.
  • La conceptualización de culturas rurales muy localistas hacia un lenguaje universal.
  • Distingue las expresiones del folklore dominicano y de otros países. Su música no está basada en las músicas populares dominicanas (Merengue, Bachata), aunque pueden referirlas.
  • Utiliza recursos de estilo de músicas populares estadounidenses como el jazz y el rock.
  • Combina elementos de la organología de diversos géneros.
  • Sus temas recurrentes son la mujer, su vida laboral, tanto en el campo como en la ciudad.
  • Ha mantenido un fuerte vínculo con la oralidad, sobre todo por el uso del refranero folclórico y el léxico campesino.
  • Expresiones urbanas del pregón callejero, y las jergas y dichos de la ciudad cotidiana.
  • La mancuerna de las letras poéticas con la musicalización de obras de poetizas dominicanas como Aída Cartagena.
  • Se ha mantenido dentro de la categoría de mercado de las músicas independientes, ya que sus discos son autos producidos o integrados bajo proyectos culturales o avalados por pequeñas disqueras.
  • Su última etapa resalta la alegría de la vida, la armonía entre todos los seres del planeta, el amor, la solidaridad y la paz.

La artista ha recorrido con su música diferentes partes del mundo, como una abanderada en su estilo, presentándose en países de África, Europa, Latinoamérica y el Caribe, como Nigeria, Ganha, Togó, París, Madrid, Moscu, Venezuela, Colombia, Puerto Príncipe, Puerto Rico, etc., y continúa en su búsqueda de nuevas fusiones musicales, con nuevos proyectos como el  CD tríptico “Palo Bonito” con el cual quiere grabar a músicos originales, proyectarlos con su voz y fusionarles con toda la experiencia adquirida.

En estos más de 30 años de trayectoria musical de Xiomara Fortuna, nos continuamos descubriendo y preguntándonos por la sociedad dominicana soñada, por la cual ha cantado y de la cual sigue cantando ¿Qué se ha aportado a las nuevas miras de ese sincretismo cultural, a las identidades y que ha pasado con esos discursos excluyentes después de casi medio siglo de apertura democrática y de un trayecto de cultura popular? ¿Siguen coexistiendo con las nuevas identidades?

Creemos que las respuestas y las preguntas las emplaza la artista misma con su música. “Paseando” (2010) es una obra en la cual Xiomara quiere creer y agradecer, a través de un paseo musical y espiritual por el cual hace camino al andar hacia la construcción de esa etnicidad dominicana anhelada, más plural, en la cual todas y todos podamos cantar, disfrutar, aprender con tolerancia, respeto y alegría.

Rossy Díaz (República Dominicana) 3, 4 y 5 de marzo, 2011

Anuncios

2 thoughts on “Xiomara Fortuna de la loma al llano: pensamiento y música de la mujer negra dominicana de mitad del siglo XX

  1. luigi marzo 8, 2011 / 5:11 pm

    cuando puedas agregame a tu facebook soy luigi el de sainagua rossy gracias bay

  2. johanne florent abril 26, 2011 / 7:05 pm

    La creadora DE DOCUMENTAL KONGO A TRAVES DE LA ISLA ,PARA TODO INFORMACIONES LLAMAME POR FAVOR EN MI CELL ES 829-447-51-42O MI CASA ES 809-682-59-08 MUCHISSIMAS GRACIAS.LA IN VESTIGADORA MARGUERITE JOHANNE FLORENT.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s