Juventudes urbanas, cultura popular y Justicia fiscal

“Nuestro machete es pensar y actuar”. Cultura Profética.

Sin más escudo que la patria, con la tecnológica, la creatividad y el pacifismo como estrategia, en RD se continúa saliendo a las calles a protestar en contra de un gobierno que pretende que paguemos un déficit fiscal resultado de su corrupción e ineficacia, que demos la espalda a la impunidad y la corrupción y vivamos en un estado de violación constante a los derechos humanos.

 

Foto tomada del facebook de: Michel Lerebours

Por lo general jóvenes músicos, poetas, actores, se han hecho sentir en la acción y convocatoria, lo que ha transcendido a nivel nacional e internacional como una muestra de ciudadanía consciente, vigilante y NO manipulable por los poderes facticos. En este proceso nos hemos fortalecido, ciertamente.

La banda sonora de las protestas ha sido musicalmente alternativa, contestataria e ingeniosa, a ritmo de rap, alí babá, performance, arte poético junto a consignas y refranes; esto va dejando ver una participación de organizaciones sociales y ONG’s de los barrios de Santo Domingo y varias ciudades del país que se unen a la clase media y media alta (o lo que eso signifique en estos tiempos)… tod@s con el mismo objetivo: hacer valer nuestros derechos.

…y estamos y  somos cada vez más despiert@s.

Así como es evidente la presencia de nuevos y más actores a la lucha, se nota cada vez más la ausencia de actores sociales  que siempre han estado al frente de este tipo de acción. Los héroes de la patria, historiadores y sociólogos y artistas comprometidos, los “cantautores”, ¿Dónde están? Bueeeeno, ya sabemos en donde, con quién y en qué están…

Otra gran ausencia hasta ahora ha sido el denominado movimiento urbano, que ciertamente tiene una gran popularidad en la mayor población joven dominicana pero no ha dado visos de interés de sumarse a las protestas, ni siquiera de hacer declaraciones al respecto, tomando en cuenta de que han vivido de la queja ante las desigualdades sociales de su hábitat, la denuncia del hostigamiento policial y de la oda a la sobrevivencia en las calles.

Salvo las excepciones de algunos exponentes que han mantenido coherencia en su discurso socialmente, pero que lamentablemente no hacen la norma, es poca la presencia de este segmento artístico. Y es que, fuera de su status quo, el “movimiento” se ha reducido a ser una estampida oportunista y muy mala de la popularidad de la cultura hip hop, los que fueron más influyentes se dejaron utilizar por el poder político, mientras que los más populares  se han reducido ser parte del catálogo de postalitas mediáticas del patio, de esas que se desgastan al caer la noche … pero tendrá que amanecer.

Tod@s estamos literalmente “cogiendo la calle” ¿donde estás tú?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s