Morbo mata Pop. Cantantes al desnudo

Si analizamos el desarrollo de la música Pop y su relación con la imagen, nos encontramos con hitos insuperables, portadas de discos, fotografías para revistas y videos iconográficos, practicas que han sustentado el negocio desde finales del siglo XX.

Desde MTV, VH1 hasta Youtube, Twitter e Instagram son muchas las formas de exposición, y la mujer ha sido parte de esta historia, supeditada a la sociedad machista, que en el presente es la artífice de su imagen pública, dirigiéndola hacia donde quiere, y siendo la sexualidad el ingrediente común.

El impacto positivo o no de esta sobreexposición sexual de la mujer en la música ha ido más allá de la industria del Pop y sus consumidores, y ya sobresalen voces feministas, sociedad de padres, y analistas del arte y la sociedad contemporánea.

britney-spears-shares-work-b-ch

El Porno-Pop. La música al desnudo

En la actualidad es mucho lo que se habla del destape de las cantantes del pop, mujeres que con sus actuaciones levantan polémicas, quedando implícito el talento y explicito el escándalo.

En el articulo ¿Tiene límites la ‘generación porno pop’? de N. Hermosín (Periódico El Mundo 21/10/2013), se analiza el efecto de la desnudez en los videos musicales de algunas de estas cantantes de Pop. “Las divas de la denominada ‘generación porno pop’ parecen no tener ningún reparo en elevar la temperatura de sus apariciones públicas.  Son ellas mismas quienes tratan de generar polémica a través de sus perfiles en las redes haciendo público un material gráfico que les garantice estar, durante algunas semanas, en boca de todo el mundo”.

El titulo insultantemente sexista del nuevo single de  Britney “Work Bitch” y los acontecimientos recientes en el mundo del Pop han generado una serie de reacciones que tal vez no eran las esperadas por las cantantes y sus maquinarias de promoción musical.

Miley Cyrus es la última en integrarse a este club de desnudistas del Pop, con su videoclip ‘Wrecking Ball’ no solo ha logrado record de ventas de su disco, sino reacciones muy negativas de la misma industria que la vio crecer. Según el portal http://www.inews a pesar de tal despliegue de sexualidad la cantante no ha logrado superar las ventas de Hanna Montana.

Otro caso es  el de Rihanna, que exhibe un manejo en sus redes sociales que igual causa admiración como rechazo. En su más reciente video “Pour it up’, personifica a una proxeneta, y dada la carga sexualmente explícita ha sido censurado. Ni que decir de la portada del último single de Lady Gaga “Do what U want”, una cantante caracterizada por ser lo-que-viste y que en esta ocasión escoge no vestirse y seguir con la avalancha.

Los cinco minutos de fama…  menos uno.  

Los números revelan que a pesar de todo esto, estas cantantes no han podido superarse a ellas mismas, ni en ventas, ni en producción musical, y entonces ¿ha valido la pena tal destape? Tal vez no se trate de nada de esto y estemos ante una mujer (in)corporada, una artista y una nueva forma de incorporación a la fuerza productiva en la industria de la música.

A lo mejor y es que ante la incapacidad de asombro en este siglo XXI la explicites o el absurdo sea lo único que genera voltear las cabezas… aunque sea por menos de los cinco minutos de fama.

Artículo originalmente publicado en: http://www.ciguapa.net 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s