Crece turismo cultural en fiestas folclóricas

Desde músicos alternativos, jóvenes diseñadores y realizadores de audiovisuales, hasta maestros y niños o personas amantes del turismo interno, son cada vez más los nuevos públicos e intereses en las fiestas tradicionales dominicanas.

Fiesta en La Vereda de Baní, a San Juan Bautista, donde cofrades, visitantes, estudiantes y artistas se mezclan en la procesión y fiesta.

Con esta serie de artículos, enfocados desde la antropología urbana, la música alternativa dominicana, y las nuevas tecnologías para el acceso de la cultura, hemos podido identificar que, tanto la producción de músicas de la tradición, como el consumo de estas expresiones ancestrales están cada vez más mediada por la tecnología y los nuevos consumos culturales.

Tanto la tecnología de la comunicación, como de la producción musical median en que el acceso a los bienes culturales del país llegue a un público amplio, juvenil y muy diverso, lo que les hace estar “fuera” del circuito establecido por reconocidos historiadores, antropólogos y sociólogos del país.

Músicos de la electrónica, heavy metal, reggae, fusiones, pop y trova son cada vez más en las fiestas tradicionales dominicanas. Asimismo, artistas del grafiti, diseño grafico, videastas y estilistas de la moda y blogueros son solo algunos de los grupos identificados.

Este grupo alternativo de jóvenes no cae o cabe dentro del círculo de estudiosos- estudiados- estudiantes; al menos, no todavía.

La Ruta de Sánchez,  travesía del patriota por el sur, es un interesante proyecto de FEDOARCU de turismo histórico.
Abanderado del eco y agro turismo en el país, el Festicafé de Polo, es una establecida oferta de turismo cultural.

 

Un turismo alternativo, histórico y cultural.

Como hemos publicado en post anteriores, con el auge de los grupos musicales de tradición en las redes sociales, la comunicación celular y la tecnología, es más cercano el acceso de grupos de jóvenes artistas, maestros, comunicadores y nuevos grupos de interesados a estas prácticas musicales, por mucho tiempo confinadas por el racismo y la pobreza, y luego segmentadas por un círculo erudito.

Las motivaciones pueden ser variadas, desde investigaciones de tesis universitarias, búsqueda de inspiración para proyectos musicales y visuales, viajes educativos para colegios, hasta excursiones de turismo cultural, siendo este último, el segmento de público que más ha crecido.

La necesidad de alternativas de turismo más amigables con la diversidad cultural, la historia local y el turismo de aventura, religioso y ecoturismo es cada vez más evidente. Se hace vital una mayor promoción desde el estado de programas inclusivos en políticas de educación, cultura, turismo, medioambiente y salud, así como un mayor estimulo a las iniciativas independientes desde lo civil, que hacen un trabajo comercial hacia el turismo cultural.

Antropología Urbana y nuevos productos y consumos culturales.

CLICK Artículos anteriores:

GRUPOS DE PALOS Y TRADICIONES UTILIZAN REDES SOCIALES

TAMBORES DE PVC Y OTROS MATERIALES COMO REUTILIZACIÓN DE LA TRADICIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s