Rock and Ron. Las letras del rock hecho en dominicana

Un concepto creado por el cantautor Janio Lora, que retoman los jóvenes investigadores del rock dominicano Rossy Díaz y Alexei Tellerías, con el cual ya han grabado un programa de radio y presentado los primeros resultados en el VI Congreso Internacional Música, Identidad y Cultura en el Caribe.

Le presentamos, el audio del programa de radio en soundcloud y la presentación de la ponencia en slideshare  Para seguir las incidencias de este trabajo y su proceso, pueden seguir el Hashtag #rocknron

Juan Luis Guerra a su hora

B2WhK7_IUAEcsLBEste artículo fue publicado originalmente en la Revista Digital de Cultura Ciguapa.net 

“Todo tiene su hora”, nuevo álbum de Juan Luis Guerra y 4-40 llega a su hora, en tiempos acelerados  en la industria de la música. Este es un disco que contiene los elementos que Juan Luís Guerra ha manejado magistralmente desde aquellos primeros soplos de “Feliciana” y “Loreta” hace ya más de veinte años, lo que sin dudas lo sitúa dentro de los músicos más importantes de la música popular en español.

“Todo tiene su hora” marca los compases del merengue, bachata, son, salsa, cumbia y fusón con tiempos de Doo Wop y Rock & Roll, diez temas que ya nos parecen clásicos. Estamos ante una obra musical “a lo Juan Luis”.

“Cookies & Cream”, “Tus besos”, “Canto a Colombia”, “Todo tiene su hora”, “Dime Nora mía”, “Para que sepas”, “El Capitán”, “Muchachita linda”, “Todo pasa”, “Moca a Paris” ft. Jhonny Ventura, un esperado dúo con esta leyenda del Merengue.

Un merecido reconocimiento a Luis Días, del cual ha reconocido como una de sus influencias musicales. “Este es el mejor disco que he hecho en mi vida” ha expresado Juan Luis Guerra a los medios de comunicación, que incluye una acertada crítica social a la educación dominicana.

 Juan Luis en el tiempo

Mucho café ha llovido desde el año 1984 y sigue lloviendo desde aquel memorable disco “Soplando”. Desde su temprana trayectoria junto a 4-40 se dedujo que se estaba ante un fenómeno creativo revolucionario; los álbumes “Mudanza y Acarreo” y “Mientras más lo Pienso…Tú”, de 1985 y 1987 respectivamente, y sobre todo el cuarto disco del 1990 “Ojalá que llueva café”, confirmaban progresivamente este hecho.

Pero es en el año 1991 que ocurre la gran explosión musical cuando lanza el álbum “Bachata Rosa”, un disco sumamente emblemático para la carrera de Guerra. Esta producción eleva al género de la Bachata con una proyección internacional inusitada, y una repercusión en el estilo musical establecido hasta ese momento. Con los siguientes álbumes Juan Luís Guerra se convierte en un canon de la música caribeña y latina. “Areito” del año 1992 y “Fogaraté” del 1994, así lo atestigua.

Este nuevo siglo ha significado para el artista grandes reconocimientos, con el disco “Ni es lo Mismo ni es Igual”, obtiene tres premios Grammy Latinos, hazaña que casi repite en el año 2004 con “Para ti”.

Con la “La llave de mi corazón” y “A son de Guerra” logra momentos cimeros en su carrera de años más recientes.

Con una tendencia hacia las colaboraciones con artistas de diversos estilos musicales, tanto en sus discos como invitado: Michel Camilo & Tomatito, Juanes, Enrique Iglesias, y otros, un single con Romeo reviviendo el clásico “Frío frío”, y una impresionante grabación para un  disco de duetos de la leyenda Tony Bennet.

El JLG de los últimos años ha hecho electrónica con el remix de “La llave de mi corazón” con Taboo de The Black Eyes Peas, así como  discos de edición especial como el CD 20 aniversario de Ojalá que llueva café, del año 2010. En 2012 presenta al mercado un recopilatorio de temas cristianos “Colección Cristiana” y al año siguiente lanza un disco en vivo A Son de Guerra Tour que incluyó un DVD.

Décadas de exitosa carrera musical, más de 20 millones de discos, giras mundiales y numerosos premios, incluyendo varios Grammy Latino, Grammy  Americano y  Latin Billboard, reconocimientos de la industria de la música como artista, compositor y productor.

Buena música, a su hora siempre.

ESCUCHA EL DISCO COMPLETO DANDO CLICK AQUÍ 

Sígue al artista en Twitter: @JuanLuisGuerra

De “Volvió Juanita” a “La hora de volver”, la música del retorno navideño en RD

En navidad se baila el encuentro familiar, el anecdotario de la ocasión, la gastronomía, la invitación al trago, y el retorno, este tema en particular nos provoca algunas reflexiones que compartimos en este post.

El “dominicano ausente”, término que  refiere a la comunidad dominicana residente en el exterior,  es llamado al retorno en varios merengues conocidos como navideños. Situación común en latinoamérica, el retorno al país de origen en determinadas fechas ha sido motivo de crónicas, investigaciones y manifestaciones artísticas, entre las que destaca la música.

Brevemente compartimos algunas observaciones sobre los temas musicales, sobre todo del género Merengue de la temporada navideña o que son difundidos durante esta fecha del año.

  • El tema del retorno aparece en el cancionero navideño dominicano mayoritariamente en el Merengue.
  • Las letras de estos temas, aunque no refieran la navidad, sí que ofrecen descripciones del retornante, como una fiesta del reencuentro, de bienvenida a “la patria”.
  • La producción musical de Merengues de temporada navideña ha sumado el tema del inmigrante en las últimas décadas del siglo XX.
  • Las décadas 70-80 del siglo pasado fueron las de mayor proyección de merengues sobre la experiencia de un nuevo individuo transnacional, el dominicano “ausente”.
  • La música de navidad dominicana de por sí tiene clásicos que no mencionan la fecha, sino que poseen  elementos que el colectivo asocia a la ocasión.
  • Algunos temas clásicos de la época que no refieren la palabra navidad, pero que interpelan: Qué dirán los vecinos -Luis Ovalles, Dominicano Soy y Amaneciendo – Fernando Villalona, Borrachito- Joan Minalla, Acordeón (Nueva York) -Marcos Caminero, entre otros.
  • El merengue “Dominicano Ausente” de Carlos Manuel -El Zafiro-, es el tema más paradigmático de este  caso. Refiere especificamente el tema y al protagonista social de esa realidad, digamos que llama las cosas por su nombre.
  • En el género de la Bachata se conocen algunos temas sobre la navidad, basados en los sentimientos de pareja en el marco de estas fechas, la nostalgia de la distancia, aunque no explícitamente hablan de “la migrante” (En esta navidad- Frank Reyes, Oh navidad – El Gringo, En esta navidad – Felix D’ Oleo).

Volvió con una maleta cargada de lejanías 

Sobre “Llegó Juanita” se conoce que es una adaptación, es una composición de la colombiana Esther Forero, grabada en el año 1978 por la orquesta de Pacho Galán a ritmo de “Merencumbé” en la voz de Joe Arroyo.

La popular versión en Merengue en la voz de Milly Quezada es todo un clásico navideño; al respecto la cantante cuenta en una  entrevista al periódico Listín Diario:

“Los dominicanos sabemos que ha llegado la Navidad porque escuchamos la canción. Desafortunadamente en el país nunca ha podido premiarse la canción porque no es de origen dominicano y yo me río porque de verdad no puede ser más dominicana de lo que ha sido en  26 años, pero para orgullo de su autora ésta es una muestra más de lo que puede hacer la música por los pueblos, por el mundo, con la gente, con la vida”.

Coge un avión, coño! Una yola al revés 

A mi entender este es el tema emblemático de una generación de dominicanos que ve la experiencia salir de su país de forma distinta, a caso la ha vivido desde otra necesidad, no solo económica o política. Sus letras hablan de la maleta, de la Yola y del volver, volver con música, al País-Merengue.

Rita Indiana Hernández, escritora dominicana, compone y graba este tema con su grupo musical Los Misterios, su lanzamiento en el año 2010 estuvo acompañado de un video musical sumamente difundido en redes sociales, lo que aunó ese sentimiento diaspórico, no solo dominicano, sino caribeño.

Para mí, este es el “Volvió Juanita” de la generación del Facebook, este medio fue un aglutinante de todo ese sentimiento, ambiguo en muchos aspectos. Algunos fragmentos del tema que nos sitúan en el contexto:

“… Viste una visión, una discoteca

Bajo una enramada dos morenas bajando cerveza”.

“Te fuite, te dite, vinite y te hicite
Vite como nunca e’ como tu dijite”.

“Tengo 9 años llenando maleta
Con media, pantie, desdorante y en decuento
Voy a regalarlo cuando llegue donde mi abuela
Y todo el mundo se pondrá contento”.

“Todos vuelven a la tierra en que nacieron
Al embrujo inconfundible de su sol
Y quien quiere ta’ comiendo mierda e’ hielo
Cuando puede ta’ bailando algo mejol”.

“Te llego la hora papi como a Monkey Magic
Súbete a eta nube y deposítate en tu calle
Coge un avión, coño! Una yola al revés
Tu no lo ves llego la hora de volve.

Concón Quemao, tres discos y despué hablamo’

10850601_804380232956775_1341952531_nConcón Quemao fue un palo desde que el principio, recuerdo que los vi por primera vez en una tarima popular en Tenares, y bueno … ¡aquello fue un mosh-folk!. Desde ahí procuraba ir a los conciertos y compartir la música con los amigos, visitarles en SFM, en fin, literalmente caerle atrá a lo’ muchacho’ …  creo que eso nos pasó a todos sus fans, regar  la voz, porque había algo especial que compartir.

Ese sentimiento -muy Punk, por cierto-, ha seguido intacto, desde “Palo Punk”, “Palo Sin Tregua” y “Calle”, el 3er. CD.  Así que de eso y otras cosas hablamos con los Concones. Espero que disfruten la entrevista.

10836512_804384306289701_1406689828_n

  • Un disco nuevo ¿cómo se sienten?

QC: Con cada disco que se produce se siente la satisfacción de haber concluido  otra batalla más con los dioses y demonios  creativos, esos dioses y demonios que hacen a uno conocerse más y saber sus capacidades y limitaciones tanto en lo técnico como en lo humano.

  • Tres discos ya, ¿cómo se sienten con relación a ese excelente debut con el  primer CD?

QC: En este disco se siente más confianza, pues ya hay un camino trillado y unas sonoridades que están ahí como referente, no para repetirse, sino para saber de dónde se salió y con ello poder avanzar.

  • ¿Qué ha cambiado en estos 3 discos, con 25 canciones grabadas en el proceso creativo?

QC: El proceso creativo sigue siendo el mismo, somos una banda que trabaja por la necesidad de decir cosas y con un tiempo de obreros para decirlas, así que sacamos cada pequeño espacio que nos puede dar la vida, la real, para poder componer y producir casi a la carrera, pero con la mayor intensidad posible.

  • ¿Cómo describirías este 3er, disco?

QC: Este tercer material es más de calle, como su nombre lo dice, pues el ritmo que predomina en las percusiones es merengue de calle,  pero siempre rompiendo con otro tipo de base percusiva tradicional, además hay ciertas rupturas en lo armónico con los discos anteriores, sobre todo en la canción “Fuete Candela”, en este tema hay una suerte como de Sonic Youth rural en las guitarras que le da un sabor extraño pero potable. Este disco es más relajado, aunque eso no lo hace menos político y creemos que el timing de las piezas se ha acelerado exponencialmente, esto porque en un principio pesábamos que éramos acelerados en nuestra música, sin embargo con este disco lo podemos asegurar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Palo Punk se ha convertido en un leitmotiv en sus composiciones, ¿se puede valorar como EL estilo de Concón Quemao?

QC: Desde un principio lo que denominamos Palo Punk o Anarcofolclor ha sido el norte a seguir, porque esos términos engloban más que un sonido, que en cierta forma lo es, una actitud frente a la vida y la música. La vida que vivimos y la música que hacemos se desarrollan en los márgenes y son esas marginalidades la que inspiran nuestro trabajo, somos y seguiremos siendo periferia y trabajar desde la periferia te confiere una libertad que en nosotros se refleja todo el tiempo, sino solo hay que ver la figura del Polaco güira en escena y sabrán  de que se trata Concón Quemao.

  • Lo audiovisual ha sido muy importante en su carrera, ¿viene algo nuevo con este disco?

QC: En “Calle” lo que pretendemos es mostrar la agrupación en su trajinar musical, de allí que todo lo que salga a nivel audiovisual será de presentaciones en vivo y de lo que hacemos en la calle como trabajadores de la cultura.

  • La autoproducción en todo, discos, videos y conciertos ¿se puede decir que son “gestores musicales” también?

QC: Ya la música se ha convertido en  un asunto de autogestión, en todos los niveles, para uno poder existir como banda uno debe moverse, aunque llega un momento en que te suceden cosas porque conocen tu trabajo y el trabajo se abre camino.

  • ¡Ustedes tocan mucho! de la energía en vivo y los conciertos con otras bandas ¿que ha sido lo que más les ha impresionado y a la vez les ha puesto a reflexionar?

QC: Son ya siete años los que como agrupación tenemos y para nosotros el  tocar en vivo es lo más importante, pues en tarima cada uno de los miembros de la banda se da como es, sin tapujos, tratando de reflejar la fuerza  que la propia música lleva en sí, de allí que cuando terminamos de tocar sentimos como que una aplanadora nos ha pasado por encima y así mismo queremos que se sienta el público. De las impresiones es oír a gente que uno admira, como Pochy Familia el cocotú mayor, decir: “y ahora cómo yo me subo a ese tarima después de ese power” y felicitarnos, o tocar antes de Johnny Ventura, además de la reacción de la gente llana, la abuela que te dice lo bueno que suena eso, el rockero que se enganchó con el riff de tal o cual canción o el urbano que te dice que eso e’  una vacaneria. Al tocar en vivo se crece porque nunca se sabe lo que pueda pasar, lo bueno, lo malo, lo absurdo en tarima la incertidumbre lo arropa, todo se sufre y se goza.

  • Por último, ustedes siempre han estado claros respecto al libre acceso de la música, compartir en redes sociales, etc., ¿a qué culturas, lugares y oyentes más inusuales para ustedes les ha llegado su música?

QC: Una vez cruzamos  palabras en las redes sociales con un ruso  de Rusia que le gusta nuestro trabajo y ha sido lo más extraño hasta ahora.

Escucha el EP “Calle” aquí.

Tambora, güira y acordeón en una odisea del espacio. Día Nacional del Merengue

El Día Nacional del Merengue se celebra hoy, 26 de noviembre, porque fue institucionalizado así,  mediante un decreto en honor a esta fecha que es en la cual aparece la primera publicación de la palabra merengue como referente musical en el periódico “El Oasis” en el año 1854.

Yoryi Morel, Fiesta Campesina, 1959. (Nótese la posición del tambor).
Yoryi Morel, Fiesta Campesina, 1959. (Nótese la posición del tambor).

En la ficción de esta historia no importa dónde, cuándo y cómo comienza el ritmo, en el Caribe… tal vez; así que nos ubicaremos en alguna enramada del sur de la República Dominicana o del Cibao en el siglo XIX, y nos colocaremos al lado de los músicos de vez en cuando, para verlos y conversar en lo que descansamos del baile, con el permiso del bastonero.

En esta enramada decimonónica dominicana se hacen estas bachatas, que son las fiestas rurales en las cuales se  toca un poco de mucho, varios estilos de música, con cuerdas, Tambora y Güira, alguna Gayumba o una Marimba. En otras enramadas ya se dice que ha llegado un nuevo instrumento, llamado Acordeón, que se está tocando mucho en las fiestas por el Cibao.

En esta época ni la Bachata era un género musical, ni el Merengue un solo ritmo; una cosa era fiesta y la otra podía ser carabiné o mangulina, pri pri o palo echao. Bailes que se entrelazan con las parejas, ritmos que van al pulso de los tiempos. Las fiestas campesinas del criollo, ni más.

En esta fantasía espacial No-Merengue-Centrista, el Tres, el Cuatro y la Guitarra no fueron desplazados por el acordeón de una vez, fue un proceso- como todo en la vida- más orgánico. Pero así como se levantaron voces a favor de la preservación de estos instrumentos cordófonos y hubo hasta una resistencia de la alta sociedad  que defendía la pureza y estética de las cuerdas como producto criollo, también se conocieron desdeñas contra el recién llegado acordeón, por su poca riqueza armónica dizque.

Volviendo a la realidad, en su libro “Una Centuria tocando acordeón: de Ñico Lora a Tatico Henríquez”, Pedro Carreras Aguilera apunta a que ciertos factores favorables propiciaron la rápida asimilación del acordeón a las músicas locales, entre estas: Fácil de aprender a ejecutar, Se prestó para musicalizar la copla, Se acomodó a la psicología del pueblo, Mayor amplificación que los instrumentos de cuerda, Portabilidad, Novedad, No requería del artesano.

Pero, digamos que entre esta realidad y nuestra ficción, ambos formatos instrumentales llegaron a coexistir, al mismo tiempo tal vez. Porque para todos los gustos hubo fiestas, con Cuatro o con Acordeón… o con los dos.

Lo que celebramos hoy es una historia, que no tiene (no tuvo) porqué ser LA historia, tampoco la nuestra, claro está; deben ser muchas de esas historias que no (nos) pudieron contar Toño Abreu, Ñico Lora o Ramón Madora.

En nuestra odisea espacial “Anti-Merenguecracia” las cuerdas resuenan aún, y nos remiten a un presente cotidiano, en alguna fiesta de Bachata en la línea noroeste, ¡bailando Merengue! Y es que ya lo decía Borges “La Historia Universal es la de un solo hombre”.

“Pran Plezi Nou” Konpa y Merengue ¿Pero, y cuál es la versión?

“She came back, la asesina volvió…”

En 1986 el pianista y compositor dominicano Bonny Cepeda populariza este merengue,  en base a una sonoridad moderna, con matices  electrónicos y el toque Spanglish, que logra interpelar a una nueva generación, sobre todo al público caribeño y latino de la diáspora en EE.UU.

Era un buen tiempo para la industria de “lo tropical”, una categoría de mercado un tanto confusa en la cual se englobaban Salsa, Merengue y ritmos caribeños, sin mucha distinción genérica. Para esta década 80 ya se evidenciaba una merma en la hegemonía de  la Salsa en dicho mercado, en el cual entra el Merengue, de forma apabullante.

Para ese momento, Bonny Cepeda ya había logrado la hazaña de ser nominado al Grammy por su álbum “Noche de Discotheque” (1985), por lo cual logra reconocimiento internacional y lanza con  el sello RCA International su siguiente producción musical “Dance It! Bailalo!”, la  cual se posiciona rápidamente en los charts gracias al sencillo “Asesina”.

He querido hacer este preámbulo, para contextualizar el porqué se cuestiona el asunto de autoría y derechos de autor en este caso, algunas criticas han sido orientadas hacia el desorden de la industria, otros a factores culturales entre ambos países de la isla, etc.; pero, el caso de  “Asesina”,  es que no es la primera versión en español de este tema en creole, ni una traducción de ninguna de las anteriores versiones.

Este post quiere mostrar todas las versiones de “Pran plezi nou” … sólo para provocar, para reflexionar. Desde DP Express, Wilfrido Vargas, Bonny Cepeda y Gracia & Richie.

1982- Grupo DP Express, “Pran Plezi Nou”.

1984-Wilfrido Vargas y Orquesta “Campesino”.

1986-Bonny Cepeda & Orquesta “Asesina”.

2011-Gracia & Richie “Pran Plezi Nou”.

 

Solo para provocar …

Las interacciones del Merengue con géneros musicales de la isla han sido conocidas pero no reconocidas, tal afirmación parece una contradicción, pero el Konpa puede ser un buen ejemplo del tema, y  “Pran Plezi Nou” aún mejor. Este clásico no es muy conocido en su versión original en la R.D., y el  “Merenguecentrismo”, que ha caracterizado a la industria musical local ha fomentado este tipo de desconocimiento.

Sobre el tema existen algunas opiniones en la red, que espero lean. Este blog solo ha querido introducir el tema, que podríamos seguir tratando, pues hay muchos más casos de merengues y sus “apropiaciones” musicales en el Caribe.

Links de interés sobre el tema:

El ritmo haitiano konpa entra en el mercado dominicano… 

Rumbas Barriales en Archivo General de la Nación

El libro “Rumbas Barriales: Aproximaciones al Análisis del Merengue de calle” ya forma parte del inventario documental del Archivo General de la Nación.

Con acceso para todos, pueden solicitarlo en la Sala de Consulta, en horario de lunes a viernes de 8:15am a 2:45pm. Calle: Modesto Díaz # 2, Zona Universitaria. Santo Domingo.

Este libro, publicado por la músico e investigadora Rossy Díaz en el año 2011, es una retrospectiva y crítica del proceso de conformación musical y social del merengue urbano en la RD. Actualmente está agotado, hasta una próxima edición que saldrá en digital.

En RD también pueden consultarlo en: Centro Cultural de España, Taller Público Silvano Lora, Centro de información y documentación para el sector cultural – Tocayo- y  Centro León, en Santiago.

Fuera del país, solo consulta.

En EE.UU. y Puerto Rico, está disponible en varias universidades: Biblioteca Instituto de Estudios Dominicanos, Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, Word Up  library (Alto Manhattan), Lehman College Library, Manhattan College Library, New York Public Library, Syracuse University, Gettysburg College, City College, Hunter College library, City University of New York, Hostos Community College library.